¿Fue un muy buen año?

En 2015 se cumplirán sesenta años desde que Frank Sinatra lanzara su album September of my years que contenía la maravillosa canción de Ervin Drake It was a very good year. Desde entonces ha sido interpretada por numerosos artistas pero es la versión de Sinatra la que la elevó a la categoría de clásico. Su título, en español -Fue un muy buen año- hoy me sirve como coartada para despedir 2014.

En la canción Drake y Sinatra nos conducen a lo largo de un nostálgico viaje recordando a las mujeres con las que compartieron diferentes etapas y cómo fue su vida con ellas. Cuando tenía 17, cuando tenía 21, cuando tenía 35… En cada edad y en cada estrofa, la conclusión es la misma; Fue un muy buen año. Esta frase encierra una referencia al mundo del vino en el que es frecuente referirse a una determinada cosecha como un buen año. La metáfora se hace evidente en la estrofa final donde desde la vejez, autor e intérprete contemplan el tiempo vivido como una colección de vinos de grandes cosechas. Una colección de muy buenos años.

En lo personal 2014 ha sido un año, potente, rotundo, lleno de complejidad, de los que no dejan indiferente. Un año de intensos sabores dulces y agrios. Deja aromas leves que deleitan al momento pero desaparecen y otros persistentes que se fijan con fuerza al paladar.

Hoy no podría decir que este haya sido Un muy buen año pero confío en que algún día pueda mirar hacia atrás, entender mejor su complejidad y recordarlo como paso necesario para transitar hacia momentos mejores. Algunos años, como algunos vinos, mejoran con el tiempo y mejora también su recuerdo.

When I was seventeen, it was a very good year
It was a very good year for small town girls and soft summer nights
We’d hide from the light on the village green
when I was seventeen

When I was twenty-one, it was a very good year 
It was a very good year for city girls who lived up the stair
With all that perfumed hair and it came undone 
when I was twenty-one

When I was thirty-five, it was a very good year 
It was a very good year for blue-blooded girls of independent means 
We’d ride in limousines. Their chauffeurs would drive 
when I was thirty-five 

But now the days are short, I’m in the autumn of the year 
and now I think of my life as vintage wine from fine old kegs 
From the brim to the dregs, it poured sweet and clear 
It was a very good year