Twitter

Un dia escuchas que el censo de fascistas en España supera los doce millones. Y te ríes.

Otro dia que quién se cree la gente para opinar sobre ensaladillas rusas. Y te ríes.

Otro que si casi te atropella un ciclista que circula por la acera y que además se ha acordado de todos tus difuntos es culpa tuya, y que montar en bicicleta no es ser usuario de la bicicleta. Y te ríes.

Otro que las locas, obra cumbre de la repostería malagueña, deberían aparecer en el escudo de la ciudad. Y te ríes.

Otro, que si te gusta el fútbol, como experto o por echar un vistazo a la tele con los amigos, y no eres del equipo de la ciudad, eres un cateto despreciable. Y te ríes.

Otro, que lo que dije por halagar a mi secretario general  no hay que sacarlo de contexto, especialmente ahora que ese secretario general ha sido defenestrado. Y te ríes.

Hasta que ya no te hace gracia. Y te vas.