La Málaga ubicua

Dosto

 

“A decir verdad, me dijo que en otras circunstancias, sobre todo con un
cambio de clima y de impresiones, el enfermo podría recobrar la salud. Me dijo
que en España -y esto ya lo he oído yo antes e incluso lo he leído-  hay una isla
extraordinaria, Málaga creo que se llama …. en fin algo que suena a vino, donde
no sólo los enfermos del pecho, sino los verdaderos tuberculosos se curan por
completo con sólo el clima, y que allí van de propósito a curarse los nobles, por
supuesto, y quizá también los comerciantes, pero únicamente los que son muy
ricos. Pero aunque no sea mas que esa Alhambra mágica, esos mirtos, esos
limoneros, esos españoles en sus mulas…,”

 

“El sueño del príncipe”

Fedor Dostoiewski