Infoxicación

la paradoja de la eleccion - infoxicacion - the paradox of choice

En la Paradoja de elegir que es un libro de Barry Schwartz se presenta la idea de que no siempre más información es mejor que menos información, ahora todos queremos saber de todo y estamos “obligados” a decidir muchas cosas sobre muchos asuntos, esto esta cambiando estrepitosamente los proceso de decisión, desde comprar un producto alimenticio hasta el mero hecho de ir a la consulta del médico.

Ahora tenemos mucha más información sobre las cosas pero no necesariamente esa información es útil o realmente nos produce felicidad, según dice Nate Silver, cuyo blog en el New York Times ha sido uno de los más leidos políticamente este año,  en su reciente libro The signal and the noise, actualmente se generan 2,5 quintillones de bytes cada día, un crecimiento exponencial de información que no necesariamente significa que la información útil esté creciendo, como ejemplo podría ser esta entrada en este blog y las miles como esta que se están generando en este mismo instante, no necesariamente tiene que ser información útil pero es información que generará a su vez más información, comentarios, etc.

Volviendo al ejemplo de la consulta del médico, poder elegir no necesariamente nos hace más felices, tener toda la información que ahora tenemos sobre nuestras dolencias puede hacer que la decisión que se tome no sea mejor, entrar a formar parte del proceso decisorio junto con el médico en qué es mejor hacer o que alternativas asumir no te hace más feliz. Pero no sólo nos afecta a nosotros sino que también afecta a como los médicos, abogados, y casi cualquier profesional se enfrenta a un proceso de decisión, enfrentarse a personas más informadas pero no necesariamente más formadas cambia la manera de relacionarse, mejora algunos aspectos pero empeora otros, “Doctor, lo que usted diga” no se escucha ya en los pasillos de los hospitales, “Estimado letrado, sé que hemos hecho lo mejor como usted dijo” no resuena en las salas de los tribunales, esto acarrea ciertos problemas de infoxicación que es una intoxicación por exceso de información.

Yo personalmente creo que debemos construir una sociedad basada en unas fuertes relaciones interpersonales en el que haya la confianza suficiente como para que cada uno se encargue y responsabilice de lo que sabe, un “zapatero a tus zapatos”, que no sea la desconfianza lo que nos lleve a querer saber más de algún asunto y sí haya un flujo de información entre personas que consiga que las decisiones se tomen en el mayor numero de ocasiones por los mejor preparados para ello.

Si en lugar del libro queréis oirlo podéis ver una charla de Barry Schwartz aquí.

 

 

photo credit: cavale via photopin cc