Buffet libre de nada

 

 

 

la Nada

 

Un día entero viendo programas de videncia.

Un día entero en la sala de espera del dentista.

Un día entero haciendo cola en la administración de loterías.

Un día entero esperando para entrar en el baño.

Un día entero haciendo como que se cuida un rebaño.

Un día entero en la frontera de Marruecos.

Un día entero esperando a que llegue la grúa.

Un día entero en la parada del bus.

Un día entero cambiando canales de teletienda.

Un día entero leyendo un libro sin pasar de la primera página.

Un día entero en la gasolinera pensando que seguro que se dan cuenta y dan la vuelta.

Un día entero esperando a que vuelva la energía eléctrica.

Un día entero buscando un encendedor que funcione.

Un día entero esperando la llegada del Mesías.

Un día entero temiendo quedarme sin batería.

Un día con el minutero del reloj lastrado, que no avanza por mucho que lo mires.

Un día sin nada, que hace eco.

Un día con el grifo que gotea.

Un día en el desierto blanco de esperar una señal.

Un día que no llega.



Un premio para mi: “Toma D: este día, entero para ti. Cuando te lo acabes, no temas: hay más