Átomos versus bits

 

localization of function brain - thechestertones_2

En el año 388 antes de cristo, en la Academia de Atenas, que fundó Platón, paseaban el propio Platón y Aristóteles, el primero con la cara de Leonardo da Vinci en el cuadro de Rafael que cuelga en los museos vaticanos de Roma, Aristóteles a su lado sostenía la Ética.

Ver este cuadro es uno de los motivos por los que merece la pena ir a Roma, el otro es, por supuesto, pasear con alguien a quien ames por la ciudad Eterna, cualquier rincón, cualquier vista. Inolvidable.

Personas y conversación así se aprendía y se enseñaba, no había tecnología, ni ipads, ni libros ni prácticamente ningún utensilio de los que ahora vemos por cualquier aula.

Hoy en día estamos sufriendo un cambio en otro sentido pero volviendo quizá a las formas de la academia de Platón, la música se compraba en atomos (vinilos, cedés, casettes, etc.) y ahora son sólo bis que nos llegan desde multitud de dispositivos, los libros no se leen en papel sino en pantallas, los billetes, los tickets, las revistas, cada vez los atomos están siendo sustituidos por los bits, parece que no hay mucho más alla que sustituir pero las gafas de google  dan una vuelta de tuerca más a toda esta conversión de átomos en bits ¿y si ya no hiciera falta tener un ordenador, ni una pantalla, ni un móvil? todo esos “atomos” se convertirían en bits, y mas aún podríamos ir un paso más allá y convertir las cosas, “átomos” que nos producen ciertas sensaciones en una simple cadena de bits que nos produjera esas mismas sensaciones, más aún podríamos conectar un sistema informático con nuestro cerebro o sistema nervioso e interactuar directamente con la parte del cerebro que se encarga de hacernos sentir lo que necesitamos sentir.

No sufriríamos. O sí.

Aislamiento.

O podríamos convertir todos los átomos en bits y todos los bits en conversaciones con los demás y pasear con otras personas por la academia.
photo credit: recombiner via photopin cc

 

2 thoughts on “Átomos versus bits

  1. Me has recordado desde la mitad del artículo a Un Mundo Feliz, estrategias de ficción en la búsqueda de la felicidad. Sólo que el libro de Huxley termina con alguien girando entorno a un eje definido por la cuerda que le abraza el cuello y de la que cuelga. Esperemos que no ocurriera lo mismo.
    Un saludo y enhorabuena a los cinco por uniros en este interesante experimento.

  2. Aliquindoi dice:

    Estimado perfecto, gracias por tu comentario, pero sobre todo por leer este infame blog. En cierto modo, y segun el uso que le demos a las tecnologías, seran liberadoras o aisladoras. De ti depende

Comments are closed.